Luka Modric, protege el balón ante la presión de dos jugadores del Leganés. Kiko HuescaEFE

La Agencia Tributaria ha impuesto una nueva sanción al centrocampista del Real Madrid Luka Modric. Hacienda estima que el internacional croata defraudó 1.262.832,22 euros durante el año en el que fichó por el Real Madrid. El Fisco considera que el subcampeón del mundo debió tributar íntegramente sus ingresos durante el ejercicio de 2012 en España y que, en cambio, lo hizo en su mayor parte en Inglaterra, donde jugó hasta ese mismo año, en el Tottenham Hotspur.

Según aseguran a EL MUNDO fuentes de la investigación, Hacienda le ha exigido esta cantidad por la vía administrativa ya que no advierte que, a pesar de la cuantía, su conducta sea constitutiva de un delito fiscal. Esta cantidad, confirman las mismas fuentes, ya ha sido desembolsada por el futbolista, que ha interpuesto un recurso al no estar conforme con la resolución administrativa. En esta línea, el futbolista discute que deba tener condición de residente fiscal en nuestro país en 2012 cuando sólo residió en España cuatro meses (desde el 31 de agosto que firmó su contrato con el Real Madrid hasta el 31 de diciembre).

De manera paralela, Hacienda mantiene denunciado a Modric por dos delitos fiscales correspondientes a los ejercicios 2013 y 2014. En total, sumando las cantidades reclamadas por la vía administrativa y la penal, el jugador croata ya ha hecho frente al pago de 2.140.347,45 euros.

Ivano, S.A.R.L.

Al igual que ha hecho con otras estrellas del mundo del fútbol, la Fiscalía de Delitos Económicos se querelló contra Modric acusándole de simular la cesión de sus derechos de imagen a través de una sociedad instrumental radicada en Luxemburgo, denominada Ivano, S.A.R.L. El fraude atribuido se eleva a 870.728 euros: 290.990 euros correspondientes a 2013 y 579.738 euros a 2014. El caso de Modric, al igual que el de su compañero en el Madrid Marcelo Vieira, está siendo investigado por el Juzgado de Instrucción número 4 de Alcobendas.

La Fiscalía sostiene que a pesar de la «correcta» apariencia formal de la cesión que hizo Modric de sus derechos de imagen a la entidad Ivano, ésta fue «simulada» y se llevó a cabo «con el único propósito de canalizar a través de dicha entidad los ingresos por derechos de imagen del jugador, eludiendo la tributación en España de los rendimientos obtenidos en tal concepto». Gracias a esta «simulación», Hacienda destaca que el futbolista logró que la tributación por los derechos de imagen fuese «nula» y que con ello logró un «ilícito ahorro» en sus declaraciones de IRPF.

Meramente instrumental

A través de esta estructura societaria, Modric canalizó, por ejemplo, su contrato de patrocinio con Nike. Pero también los pagos del Real Madrid correspondientes a sus derechos de imagen, que había cedido por contrato en un porcentaje del 50%. Según el Ministerio Público, la sociedad Ivano «carecía totalmente de medios materiales y humanos para gestionar los derechos de imagen del jugador» y, por lo tanto, se trata de una sociedad meramente instrumental.

Asimismo, la Oficina Nacional de Investigación contra el Fraude (ONIF) de la Agencia Tributaria advirtió a la Fiscalía de la posible existencia de posiciones financieras ocultas por parte de Modric en la Isla de Man. Por este motivo fue solicitada una comisión rogatoria para determinar «las posibles cuentas corrientes, depósitos o cualquier otro producto financiero» a nombre del jugador en la entidad Barclays Bank PLC.

En estos momentos, Modric negocia con la Fiscalía para alcanzar un pacto de conformidad similar al que han suscrito otros futbolistas para cerrar el proceso judicial por delitos contra la Hacienda Pública que se mantienen contra él. Para ello el jugador ha contratado como abogado al ex magistrado José Antonio Choclán, que acaba de cerrar en representación de Cristiano Ronaldo y de José Mourinho dos de los mayores acuerdos de conformidad suscritos durante los últimos años en España. El nuevo jugador de la Juventus ha tenido que pagar 18,8 millones de euros y el técnico del Manchester United, más de cinco millones.