Ignacio Aguado, en el Debate sobre el estado de la Región. JAVIER BARBANCHO

Consciente de que quien da primero da dos veces, el líder de Ciudadanos arrancó su discurso en el Debate sobre el estado de la Región acusando al PSOE, por lo ocurrido en Andalucía, de “gastarse el dinero público en prostitutas y cocaína”. La acusación de Aguado ha levantado en armas a la bancada socialista, que se ha lanzado contra Aguado en uno de los momentos más calientes de la legislatura que se recuerdan en un Pleno de la Asamblea.

Tras el discurso ayer reivindicándose a sí mismo del presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, Aguado acusó de presentar ayer “un refrito” de medidas, lo que demuestra que el PP no “tiene proyecto”.

Más que otras veces y con vistas a las elecciones de 2019, ha girado la vista hacia los diputados socialistas, de los que ha dicho que “no puede ser la alternativa” porque, por ejemplo, en Andalucía, “después de 37 años gobernando, tienen un 47% de paro juvenil”. “No pueden liderar un gobierno porque no tienen un proyecto para Madrid”, ha dicho Aguado, para luego sostener que en Andalucía el PSOE se gasta el dinero público en drogas.

“A la política no se viene a gastarse el dinero público y los impuestos de todos en prostitutas y cocaína, como los cargos socialistas en Andalucía”, ha afirmado Aguado, que ha pedido a la bancada socialista que no se ponga “nerviosa” porque no estaba diciendo “ninguna mentira”.

La acusación ha causado tanto daño en el PSOE, que una de sus diputadas, Pilar Sánchez Acera, ha comentado en su cuenta de Twitter de forma irónica con una foto de Aguado: “Uno de Ciudadanos hablando cocaína”. Rápidamente lo ha borrado.

Por su parte, la portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, ha señalado que el PP se está “hundiendo” por los casos de corrupción, y ha acusado a los populares madrileños de “tapar los casos de corrupción de sus compañeros delincuentes” después de que el partido “se ha dedicado a saquear las instituciones y a instrumentalizar lo público para su interés o el de unas pocas empresas amigas”.

Asimismo, Ruiz-Huerta ha criticado el modelo “insostenible” de gestión del PP, basado en “el endeudamiento” y que se ha caracterizado por las “rebajas indiscriminadas de impuestos” que solo benefician “a los ricos”.

“Esta ha sido otra Legislatura perdida. Con su corrupción han agravado los problemas de los madrileños y han acrecentado las desigualdades”, ha señalado Ruiz-Huerta.

Mientras, el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, ha tachado la política del presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, de “desorientada, apática e insostenible”.

En su tono moderado de siempre, Gabilondo ha acusado a Garrido de “desviar la atención del asunto de que se trata” y “de hablar de otros, de los otros, de lo otro, de otras regiones, de otras personas, de otras instituciones” y todo “menos afrontar su responsabilidad con una valoración ecuánime de la situación”.

Gabilondo se refería a los duros ataques de Garrido ayer al Gobierno de Pedro Sánchez. “No puede usar la Comunidad de Madrid ara minar al Gobierno de España y le pido respeto para el presidente del Gobierno de España. Madrid es España pero España no es Madrid, no nos apropiemos de las instituciones”, le espetó a Garrido.

Garrido replica

En su turno de réplica, el presidente de la Comunidad, que al igual que ayer ha evitado usar el teleprompter, arremetió contra Podemos por acusar a su Gobierno de ser corrupto. “¿Dónde está la corrupción? Yo no la veo”, ha afirmado Garrido, que ha contraatacado acusando a Podemos de tener imputados por corrupción tanto en el Ayuntamiento de a capital como en el de Alcalá de Henares.

En la misma línea que ayer, donde centró parte de su discurso en el choque con el Gobierno central, ha reiterado a Gabilondo que no va a “permitir” que el Gobierno central “arruine a los madrileños”. “No vamos a consentir que la izquierda arruine a Madrid. Que arruinen lo que les toque a ellos, pero a la Comunidad de Madrid que no la toque, porque le va muy requetebien y queremos que siga así”.

Garrido ha ironizado también con la exhumación de Francisco Franco, aprobada ayer en el Congreso de los Diputados, y ha asegurado que hay “otro Valle de los Caídos”, situado en La Moncloa, “donde van cayendo uno tras otro”. “Dos ministros y una directora general han caído, todo un récord para ese Valle de los Caídos”, ha afirmado Garrido.

A Ciudadanos le acusó de “aprovecharse” de las políticas del Gobierno regional y dijo que estaban ya “caducos”. “Ustedes querían ser la esperanza naranja pero se van a volver amarillos, porque se caducan, les veo agotados”, afirmó Garrido, que instó a su socio de investidura “a que no desfallezcan: No se agoten tan pronto que son muy jóvenes”.