Las matriculaciones han batido récords en agosto. En el último mes antes de la entrada en vigor de la nueva reglamentación de homologación WLTP, el número de matriculaciones de turismos y todoterrenos en España ha experimentado un crecimiento excepcional, alzándose un 48,77% por encima del número de vehículos de este tipo matriculados en agosto de 2017.

En concreto, durante el pasado mes de agosto se matricularon 108.442 vehículos nuevos, y en lo que va de año 978.050, una cifra acumulada que también supera los números de 2017 en un 14,5%, según los últimos datos proporcionados por la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicletas (Aniacam).

Los números generales crecen y la tendencia continúa. Las últimas informaciones del mercado giran en torno a la posible muerte del diésel, y es que este carburante ha ido perdiendo adeptos en los últimos tiempos, y en agosto la tendencia se confirma. Las matriculaciones de turismos y todoterrenos con este combustible han supuesto un 37,5% del total de las nuevas matriculaciones, a diferencia del 48,3% de la cuota de mercado que ocupaban en la misma fecha de 2017.

La caída de matriculaciones del diésel es considerable, sobre todo si se tiene en cuenta que este carburante se queda cada vez una parte del pastel más pequeña en un entorno en que el mercado crece y las cifras de matriculaciones son cada vez más optimistas. De hecho, las cifras acumuladas hasta agosto no son más alentadoras que si se analizan las del mes de manera aislada. Desde que empezó el año y hasta este momento, en España las matriculaciones de diésel han caído más de 12 puntos respecto a 2017, suponiendo ahora un 36,9% de los nuevos coches matriculados, frente al 49,4% de 2017.

Esquivando el nuevo reglamento

Agosto ha sido un “gran mes debido a la entrada en vigor de la nueva reglamentación de homologación WLTP, que es obligatoria desde el 1 de septiembre”, explican desde Aniancam, desde donde apuntan que “todos han querido acogerse a la oportunidad de matricular coches con un importante descuento“, ya que las marcas han tenido que sacar todos los ‘stocks’ antiguos, que superan el 10% de las ventas de 2017, y que son los únicos que podían matricularse antes del 1 de septiembre.

“Las marcas y concesionarios han hecho un enorme esfuerzo financiero para amortiguar la entrada de este nuevo reglamento de medición de emisiones y evitar así no poder matricular los ‘stocks”, ha apuntado el presidente de la entidad, Germán López Madrid.

En el mismo sentido se manifiestan desde Anfac, quienes recalcan que el crecimiento de agosto es “excepcional” en un mes que tradicionalmente se presenta “más flojo en matriculaciones”. “No se ha registrado una cifra así en los últimos 20 años”, recalcan desde la patronal de fabricantes, desde donde advierten de que “excepcional no significa bueno”, ya que en esta ocasión “las redes de distribución han estado adelantando dinero para dar salida al ‘stock’ de vehículos no homologados con el sistema de emisiones WLTP a través de automatrículas, lo que previsiblemente tendrá un impacto negativo en la rentabilidad de los concesionarios“.

El eléctrico: una alternativa que sigue creciendo

Para que los números cuadren, hay que sumar las matriculaciones de coches eléctricos. Los vehículos con esta fuente de alimentación alternativa han supuesto en agosto solo un 0,7% de las nuevas matriculaciones. Sin embargo, según los datos de la asociación de importadores de automóviles, la cifra crece en el acumulado anual, donde suponen el 0,7% de las nuevas altas, frente al 0,4% que registraron desde enero hasta agosto del pasado año.

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), por su parte, señala un aumento importante en el mercado de este tipo de coches así como de los modelos híbridos, que, según sus datos, en conjunto, han visto cómo sus matriculaciones crecían un 35,6% en agosto y cómo sus ventas crecen por encima del 45% en los primeros meses del año, situándose en las 59.262 unidades, teniendo en cuenta tanto turismos como cuadriciclos, vehículos comerciales e industriales y autobuses.

El gas gana adeptos

El gas también se presenta como alternativa de futuro. Su combinación junto a la gasolina en coches bi-fuel cada vez convence a más compradores, y hasta marzo este mercado crecía a un ritmo superior al 225%; un tirón que ha sabido aprovechar Seat, la marca que está detrás de los dos coches más vendidos España en lo que va de año, el Seat León (26.317 unidades) y el Seat Ibiza (24.453 unidades), y que también lidera el ‘ranking’ de vehículos bi-fuel comercializados durante los primeros meses del año.

Las ventas de coches bi-fuel crecía hasta marzo de este año a un ritmo del 225%

La automovilística española ha apostado fuerte por los coches con motores gasolina y GNC, y en poco tiempo, según los datos recopilados por Aniacam, ha conseguido vender 398 unidades de su modelo Seat León 1.4 TGI GNC de 110 CV y 148 del modelo Seat Ibiza 1.0 TGI GNC de 90 CV.

También han apostado fuerte Opel, que en el mismo periodo de tiempo ha colocado en el mercado español 302 vehículos del Opel Corsa 1.4 GLP de 90 CV, y Fiat, que entre el Fiat Tipo y el Fiat 500 ha vendido en los tres primeros meses de 2018 306 unidades de coches bi-fuel.

Pero ¿en qué consisten estos combustibles?

  • GLP: el GLP, o gas licuado de petróleo, es una mezcla de propano y butano comprimido que se presenta en estado líquido y que puede usarse como carburante para automóviles en España desde 2003. Esta alternativa a la gasolina y al diésel es hasta el momento más barata que los carburantes clásicos.
  • GNV O GNC: el gas natural vehicular o gas natural comprimido, que se diferencia del gas natural que llega a los hogares por el nivel de compresión al que se somete, es otra de las fuentes de energía alternativas al diésel o a la gasolina. Este gas está formado en un 90% por metano.