Messi supera la marca de Vázquez en la final de la Supercopa. SERGIO PEREZREUTERS

Todos los partidos se emitirán gratis en la India y en otros países asiáticos a través de la famosa red social

En India manda el críquet. Por eso, más de 33.000 personas acudieron en mayo a la final entre Sunrisers Hyderabad y Chennai Super Kings. Poco a poco, el fútbol se ha hecho hueco como segundo deporte más visto del país. Por las calles hay camisetas de la Premier League, con presencia hace décadas e interés por los vínculos históricos entre ambos países, pero cada vez más de LaLiga. Del Real Madrid, Barcelona, Atlético y alguna del Valencia.

LaLiga española ha entendido que debe estar en un mercado por explotar y por eso anunció ayer un acuerdo para emitir los 380 partidos del torneo durante las tres próximas temporadas en ocho países del llamado subcontinente indio: India, Afganistán, Bangladesh, Bután, Nepal, Maldivas, Sri Lanka y Pakistán. Lo novedoso es que no lo hace con un operador tradicional, sino con una red social. Facebook retransmitirá allí gratuitamente todos los encuentros para los usuarios de la red de Mark Zuckerberg.

«Teníamos que renovar el acuerdo [el que firmaron con Sony caducaba] y uno de los agentes que más fuerte apostó fue Facebook, que se sumó a los operadores tradicionales. Es una grata noticia por lo que supone como posibilidad de acercarnos más a los aficionados de LaLiga allí. En el subcontinente indio la red social tiene casi 350 millones de usuarios, muchos de ellos interesados en fútbol», cuenta a EL MUNDO Alfredo Bermejo, director de estrategia digital de LaLiga. Hace dos años abrieron una sede en Nueva Delhi, apostaron por crear contenido para el público indio y han crecido exponencialmente en audiencia en redes sociales, hasta el punto de haber superado a la Premier League en seguidores. Casi 20.000 personas se reunieron en la capital la temporada pasada para un visionado del último clásico. Una locura ayudada por los horarios, cada vez más adaptados a las demandas de los espectadores de todo el mundo.

El acuerdo con Facebook, cercano a los 90 millones de euros, según fuentes del sector, es la confirmación de que la venta de derechos televisivos ya no es cosa sólo de los actores de siempre. Ya se han retransmitido algunos encuentros sueltos de fútbol femenino en nuestro país y se hará con otros de Primera División en Reino Unido. El pacto con la compañía de Zuckerberg es el primero de este nivel que se firma con una propiedad deportiva fuera de Estados Unidos.

El fichaje a principios de 2018 de Peter Hutton, director general de Eurosport, indica que Facebook quiere ser mucho más que ese muro de cotilleo, reflexiones y citas célebres. A los canales de pago convencionales hay que añadir ahora el interés de empresas como Netflix, HBO o Amazon, que estrenó recientemente un reportaje para LaLiga en su plataforma de vídeo. Fue, de hecho, su primera producción original en España. Ni una serie, ni una película: un documental sobre seis personajes del fútbol.

El mes pasado, el Girona fue el primer equipo español en disputar un encuentro en India. Fue una victoria de pretemporada por 0-5 contra el Kerala Blasters. Antes, sólo el Bayern Munich en 2012 lo había hecho entre los clubes de las grandes ligas. China, el país con más habitantes del mundo, parece terreno conquistado. India, el segundo, todavía no. Pero es cuestión de tiempo. «Son dos países muy diferentes. China empezó a abrirse al deporte internacional hace mucho, pero India lo está haciendo ahora. China es un mercado de presente e India de futuro, pero no quiere decir que no pueda ser rentable desde ya. Es el momento de estar allí. Javier Tebas nos insiste en que tenemos que estar nosotros y también los clubes», explica a este periódico José Antonio Cachaza, director de la oficina de LaLiga en India. Sólo la NBA y ellos, asegura, tienen sede fija allí.

Paralelamente a esa estrategia de expansión durante el mandato de Tebas, LaLiga ha buscado alianzas con otros deportes para aumentar su visibilidad y unir su marca a la de los grandes deportistas españoles. No es raro ver, por ejemplo, a Carolina Marín jugar con el logo de LaLiga en el pecho o a atletas, piragüistas y otros deportistas haciendo lo mismo. La asociación deportiva tiene un patrocinio económico y de visibilidad con las 65 federaciones españolas de todos los deportes. Además, a través de La Liga TV, su intención es servir de plataforma en un futuro cercano tanto para contenidos propios de fútbol como para cualquier otra disciplina. Por ejemplo, recientemente llegó a un acuerdo con la Asobal de balonmano para retransmitir en abierto en su plataforma hasta 130 encuentros de la competición.