Aviones de Ryanair alineados en el aeropuerto belga de Charleroi. EFE

Es el quinto paro de pilotos de Ryanair en lo que va de verano, pero el primero en el que la huelga se producirá de forma simultánea entre los profesionales de este colectivo de al menos cuatro países europeos.

La movilización, en pleno periodo vacacional, afecta a Alemania, Bélgica, Suecia, Irlanda y Holanda. La anulación de casi 400 vuelos dejará a más de 55.000 pasajeros en tierra, 42.000 de ellos, en Alemania, y 14.000, en España.

Los pilotos de Irlanda, Suecia, Bélgica y desde este jueves Alemania de la compañía low cost secundan una huelga que ha comenzado a las 01.00 horas de la madrugada y concluirá 24 horas después. Y a la que también se ha unido los pilotos de Holanda.

Ryanair precisó el jueves por la noche que el 85% de sus vuelos estaban asegurados. “Más de 2.000 vuelos operarán normalmente, transportando a casi 400.000 pasajeros en Europa”, indicó la compañía irlandesa en Twitter.

Es la mayor huelga de pilotos de la historia de la aerolínea, que en el último mes ya ha pasado por otros cuatro paros de sus comandantes irlandeses. Su sindicato Ialpa inició sus protestas el 12 de julio.

A ellos se suman este viernes con seguridad los belgas, suecos y germanos siguiendo la estela marcada por los tripulantes de cabina de España, Portugal, Bélgica e Italia que unieron sus fuerzas frente a Ryanair los pasados 25 y 26 de julio. Entonces se cancelaron más de 600 vuelos.

Los profesionales alemanes agrupados en el sindicato Vereinigung Cockpit tomaron el miércoles la decisión de sumarse, tras cumplirse el lunes el plazo que habían dado a Ryanair para hacerles alguna “oferta negociable” que mejorase sus condiciones laborales y salariales.

Los pilotos de Ryanair se quejan de contratos que pasan por diferentes modalidades y condiciones laborales: directos firmados con Ryanair -tanto fuera como dentro de España-, contratos realizados a través de brokers (intermediarios), o mediante sociedades fuera de nuestro país a modo de autoempleo (self employed), sin vinculación laboral con la empresa. Y consideran que han dado suficiente tiempo a la compañía para entablar un diálogo que cambie estas condiciones desde que el pasado diciembre que, por primera vez en sus 32 años de existencia, la aerolínea reconocería a los sindicatos de pilotos.

¿Se unirán los holandeses?

Los pilotos holandeses de Ryanair han confirmado su participación en la huelga europea del 10 de agosto, a la espera de que los juzgados de la ciudad de Haarlem dictaminen si la convocatoria es legal. Y es que el miércoles, antes de que se anunciara la convocatoria formal, Ryanair pidió medidas provisionales a la justicia holandesa.

Pero, además, según el sindicato holandés VNV, la aerolínea irlandesa pedirá este jueves medidas a la justicia para que frene la huelga, como ya ocurrió con una convocatoria similar de trabajadores de esayJet en el aeropuerto de Schipol, informa Europa Press.

Desde el sindicato holandés se han mostrado “sorprendidos y furiosos”, y consideran que el hecho de que la aerolínea haya recurrido a la justicia es un “ataque a los derechos laborales holandeses”.

No obstante, de no producirse ningún cambio, al final serían cinco los países que se sumarían al paro de 24 horas de mañana.

En cuanto a los profesionales españoles de la compañía, desde el pasado e de agosto mantienen un proceso de demanda abierto en la Audiencia Nacional por dichas irregularidades en los contratos de los pilotos que tienen base en España. Ello les impide sumarse a los paros.

Vuelos cancelados

Ryanair ha cancelado 396 vuelos en los cuatro países que hasta esta mañana de jueves se habían sumado a la huelga, un 16,5% de los 2.400 previstos. 250 de ellos corresponden a Alemania.

En Bélgica, Irlanda y Suecia -a expensas de conocerse los vuelos concretos afectados en el caso de Alemania y los posibles en Holanda, 24 vuelos de los cancelados de los otros tres países tienen como origen o destino España. Cuatro con Suecia: ida y vuelta de Estocolmo a Alicante y de Barcelona a Estocolmo; y 20 de los 38 vuelos previstos entre España y Bélgica: ocho al aeropuerto de Zaventem y 12 al de Charleroi. Los pasajeros de estos vuelos ya fueron informados, según la aerolínea, el pasado 3 de agosto.