08/08/2018 05:00

Tener hijos siempre es un orgullo para unos padres. Pero para una madre es algo especial. Sir y Mur nacieron en junio de 2017: los mellizos de Beyoncé son el orgullo de esta artista internacional.

Aunque ha pasado ya más de un año y puede disfrutar de sus pequeños el máximo tiempo posible, la cantante ha revelado por primera vez a ‘Vogue’ cómo vivió su último embarazo en una situación complicada, en un estado de salud en el que ella y sus bebés estuvieron en peligro. Por suerte todo acabó saliendo bien y ya no hay nada de lo que preocuparse, pero fueron momentos muy duros.

Preeclampsia

La intérprete de ‘Single Ladies’ se ha sincerado sobre los acontecimientos que ocurrieron en su estado de gestación: “Estaba hinchada por toxemia y estuve en cama durante más de un mes. Mi salud y la de mis bebés estuvo en peligro, así que me hicieron una cesárea de emergencia…”.

Dolores abdominales, de cabeza, hinchazón de manos, cara y tobillos, vómitos o cambios en la visión son algunos de los síntomas

Esta enfermedad es una condición médica caracterizada por hipertensión y aparición de proteínas en la orina. La combinación de estos dos factores, elevada presión arterial, la retención de líquidos y la excesiva presencia de este nutriente cuando se micciona, permite diagnosticar esta dolencia que padecen alrededor de un 6% de las futuras madres. Se manifiesta a partir de la semana 20 de embarazo, aunque no se descarta que en casos particulares pueda aparecer antes. Además, es posible que evolucione lentamente o se presente de un día a otro, casi al final del embarazo, siendo leve, moderada o severa según los valores tomados de sus síntomas.

Uno de los problemas más graves que trae la preeclampsia es la insuficiente llegada de oxígeno y alimentos al bebe, impidiendo un crecimiento intrauterino normal. Otro de los problemas es la disminución del líquido amniótico y en casos severos, puede producirse un desprendimiento prematuro de la placenta. Todavía se desconoce con exactitud las causas de esta afección, pero se cree que puede ser producto de trastornos auto inmunitarios, problemas en la circulación sanguínea, una mala dieta y predisposición genética hereditaria.

Síntomas

La cantante asegura que lo que más recuerda son los dolores abdominales, pero junto a estos también son normales los de cabeza, la hinchazón de manos, cara y tobillos, el aumento repentino de peso, la agitación, taquicardias, vómitos y cambios en la visión.

Se manifiesta a partir de la semana 20 de embarazo, aunque no se descarta que en casos particulares pueda aparecer antes

Las mujeres con familiares cercanos que la hayan sufrido que tengan tendencia a tener embarazos múltiples, que sean madres muy jóvenes o muy mayores, tengan diabetes, enfermedades autoinmunes o problemas renales, son las que tienen más probabilidades de sufrir toxemia.

Se cura al dar a luz al bebe, pero se debe hacer reposo y tener frecuente control de la presión arterial, el peso y la orina antes y después del alumbramiento. Además, como en el caso de Beyoncé, se aconseja una cesárea, ya que las contracciones del parto y la fuerza que la madre hace al empujar hace que la presión arterial suba más y esto conlleva peligro de muerte para la madre.

“Me siento conectada con cualquier padre que haya pasado por una experiencia como esta. Después de la cesárea, me sentí diferente. Fue una cirugía importante y algunos de tus órganos cambian temporalmente… Es un proceso duro, menos mal que el padre de mis hijos siempre ha estado conmigo para ayudarme y apoyarme en todo lo que necesito”, comentaba,

https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2018-08-08/toxemia-beyonce-embarazo-cesarea-urgencia_1602041/