Màxim Huerta, el pasado viernes, durante su toma de posesión como ministro de Cultura y Deporte. AFP

El Ministerio de Cultura y Deporte ha remitido este martes un requerimiento a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) en el que pide que la entidad no cumpla una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM)relativa a la aplicación de un arbitraje internacional sobre ‘la Rueda’.

Recapitulemos: En junio de 2017 la Policía Nacional detuvo a 18 personas en el marco de una operación contra un presunto fraude en el reparto de derechos de autor musicales relativos a la emisión de programas televisivos de la franja de madrugada. A través de esta práctica, conocida como ‘La Rueda, las editoriales musicales creadas por las televisiones, en alianza con determinados autores, obtenían un “retorno” de las cantidades que deben abonar a la SGAE en concepto de emisión de repertorio musical.

La operación policial supuso una nueva vía de agua en la maltrecha embarcación de la SGAE, tras el largo proceso de la ‘Operación Saga’ y las sucesivas guerras internas. Para intentar poner coto a la situación, la entidad solicito a la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) un arbitraje, remitido el 19 de julio de 2017 y que la junta directiva de SGAE adoptó tras una reunión el 21 de septiembre de ese año.

Mediante ese laudo, se establecía una modificación en las tarifas de la franja nocturna que pretendía acabar con las desigualdades en el reparto de derechos musicales en televisión. Sin embargo, las cadenas de televisión denunciaron ante los tribunales la aplicación del laudo y el TSJM declaró su nulidad el pasado 24 de mayo. El pasado día 4 la Junta directiva de SGAE acató dicha anulación.

De forma paralela, un duro informe de la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores (CISAC, la ‘SGAE mundial’)arremetía contra la gestión de la entidad española por asuntos como el de la ‘Rueda’, la expulsión de representantes de su Junta Directiva o el cambio en sus Estatutos, que se tendrán que aprobar en Asamblea general de socios el próximo día 21. Esto provocó que algunas voces pidiesen la intervención del Ministerio de Cultura en la sociedad, tanto desde dentro (representantes de dramaturgos y guionistas) como desde fuera (el portavoz de Cultura del PSOE, Ibán García del Blanco). Desde el ministerio se aseguró que se miraría con lupa cualquier movimiento en SGAE.

Con el cambio de gobierno, la actitud del Gobierno parece seguir en esa dirección. En un tuit publicado el martes, el nuevo ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, aseguró: “Estoy preocupado por el presente y futuro de la gestión colectiva, como ministro y como autor. Puedo asegurar que Cultura estará vigilante con el proceso que está viviendo SGAE y que tomaremos nota de cada una de las acciones”.

En consonancia con ello, este mismo martes el ministerio ha remitido un requerimiento en el que se considera que “la anulación del laudo del Tribunal Arbitral de la OMPI es ajena e independiente de la decisión acordada por la Junta Directiva de la SGAE en su reunión de 21 de septiembre de 2017, que hizo suya la sugerencia efectuada por dicho tribunal arbitral”.

Y aunque el acatamiento de la sentencia del TSJM implica una vuelta al sistema tarifario vigente en la ‘Rueda’, el texto ministerial considera “que el reparto de derechos recaudados por la comunicación pública de obras del repertorio de la SGAE en televisión durante la franja de madrugada que se realizará este mes de junio tiene que efectuarse conforme al sistema de reparto previsto en el artículo 202 bis de su Reglamento en su versión en vigor a fecha 14 de abril de 2018“. Es decir, anterior a la sentencia judicial.

Fuentes de la SGAE han declarado a este medio que “lo que no puede pedir el Ministerio de Cultura y Deporte a SGAE es que incumplamos lo que dicen los jueces”. Y subrayan el hecho de que “hay una sentencia que anula el laudo arbitral de la OMPI”.