El presidente de la CNMV, Sebastián Albella (izq.), conversa con el diputado del PSOE, Pedro Saura. EFE

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha indicado esta tarde en la comisión que investiga la crisis en el Congreso si Banco Popular ocultó pérdidas en las presentaciones de resultados previas a la intervención de la entidad el pasado mes de junio.

Sebastián Albella, presidente del organismo supervisor de los mercados, ha informado de que la investigación se ha abierto tras la publicación el pasado mes de septiembre de los resultados individuales de la entidad en el primer semestre de 2017.

Popular presentó esos resultados una vez que ya era desde hacía casi tres meses una filial de Banco Santander, que lo compró por un euro tras fallar en la búsqueda de comprador y verse abocado a una fuga de depósitos. Bajo el control de Santander, Popular -que solo un año antes había declarado pérdidas de 2.000 millones- presentó unas pérdidas de 12.000 millones de euros.

La CNMV, según Albella, se plantea “en qué medida es razonable imputar esos resultados en su integridad a los seis primeros meses de 2017” y, por otro lado, si debían haberse imputado a ejercicios anteriores.

Las cuentas de Popular correspondientes a 2016 y firmadas por su entonces presidente Ángel Ron ya fueron modificadas en 2017 por su sucesor en el cargo, Emilio Saracho. La modificación supuso añadir pérdidas reformulando los resultados o reexpresándolos.