A-Kid mostrando sus títulos al público
A-Kid mostrando sus títulos al público – Carlos Ruiz

Centenares de seguidores acuden a cada combate ficticio en el centro de Lavapiés

Madrid25/12/2017 03:43hActualizado:25/12/2017 03:43h

El público ruge en la nave central de La Tabacalera. Golpean con violencia la lona del ring y agitan las cuerdas. Mientras esto ocurre, Carlos espera detrás de una cortina negra a que se anuncie su entrada. La canción «Last Resort» de Papa Roach retumba en el recinto e indica que ha llegado su hora. En ese momento da un paso al frente y se transforma en A-Kid, el campeón de la Triple W (White Wolf Wrestling), una asociación de lucha libre madrileña sin ánimo de lucro creada en 2008.

Encima del cuadrilátero le espera Adam Chase, una de las grandes promesas de la lucha libre nacional y aspirante al título. Los asistentes al evento, que han pasado varias horas haciendo cola, vibran ante la perspectiva de presenciar uno de los grandes combates de la temporada.

Ambos luchadores forman parte de la Triple W. Desde entonces han estado desarrollando un espectáculo al mes en la nave central de La Tabacalera, un edificio okupado del céntrico barrio de Lavapiés. Este proyecto surgió de la pasión de cinco personas por este deporte, el cual es protagonizado por pintorescos personajes y en el que prima el guion, la espectacularidad, los golpes y las caídas.