12.10.201705:00 H.

‘El muñeco de nieve’ ha sido uno de esos proyectos que han pasado los últimos años dando tumbos por los estudios de Hollywood, pasando de mano en mano y postergando una y otra vez su producción. En 2011, Universal anunció que sería Martin Scorsese el encargado de dirigir la adaptación de este bestseller del noruego Jo Nesbø, pero después de ver cómo el director iba dando largas a la producción, buscaron a los recambios. Se habló del islandés Baltasar Kormakur (‘Medidas extremas’, 2016) y del noruego Morten Tyldum —que ya rodó en 2011 ‘Headhunters’, la adaptación al cine de la primera novela de Nesbo—, sin embargo ambos rechazaron el encargo. Al final ha sido el sueco Tomas Alfredson (el responsable de la sorprendente ‘Déjame entrar’, 2008) quien ha aceptado hacerse con el encargo, que llega al cine este 12 de octubre, envuelto en un secretismo absoluto, sin que la mayor parte de los medios especializados hayan podido ver el montaje íntegro.

La película es la segunda adaptación internacional al cine de una novela de Nesbø —ésta en particular, ha vendido 36 millones de ejemplares— y la primera protagonizada por el detective Harry Hole, interpretado en esta ocasión por el ubicuo Michael Fassbender. ‘El muñeco de nieve’ es la séptima de las —de momento once— novelas de la serie de uno de los personajes más populares de la novela negra nórdica, una especie de institución extraoficial en un país en el que los asesinatos en serie —al menos los asesinatos en serie en papel— se han convertido en una de las exportaciones más rentables. Para los neófitos, Harry Hole representa el arquetipo de policía concienzudo pero incapaz en su vida personal: un alcohólico lleno de imperfecciones al que no le despiden de su trabajo porque encontrar asesinos se le da bien. Una versión renovada y remozada del clásico investigador chandleriano, pero enfrentado a unos casos más escabrosos.

Hole es una versión renovada del clásico investigador ‘chandleriano’, pero enfrentado a unos casos más escabrosos‘El muñeco de nieve’ comienza con la desaparición de una mujer, mientras las calles de Oslo se cubren de un manto blanco. Frente la casa de la desaparecida, donde la esperan su marido y su hijo, alguien ha hecho un muñeco de nieve que mira directamente hacia el interior. Entre el equipo que investiga la desaparición se encuentra Hole, uno de los pocos policías noruegos que han recibido adiestramiento en el FBI y el primero en darse cuenta de que el crimen no es un caso aislado, sino que la mujer es una víctima más de una larga lista: todas son madres y casadas a las que mutila y cuyos cadáveres aparecen acompañados de un muñeco de nieve. Para encajar las piezas del rompecabezas, Hole tendrá que recurrir a la ayuda de la agente Katrine Bratt (Rebeca Ferguson) y a partir de resolver antiguos casos no esclarecidos y encontrar aquello que los conecta, adelantarse al asesino antes de que vuelva a actuar, probablemente en la próxima nevada.

Otro momento de 'El muñeco de nieve'. (Universal)Otro momento de ‘El muñeco de nieve’. (Universal)

“Esta semana han aparecido las primeras opiniones en algunos medios noruegos, que en su amplia mayoría, no han quedado impresionados” por la película, escribe el periodista Øystein Tronsli Drabløs en el periódico Dagens Naerisliv. “Los críticos noruegos han quedado muy decepcionados, muchos la han puesto a parir y con una puntuación media de dos en una escala del uno al seis”, adelanta la página News in English.no. El propio Nesbo, en una entrevista al periódico VG, ya había avisado que la película de ‘El muñeco de nieve’ “no es” su “historia”: “Cuando vendí por primera vez los derechos, estaba un poco preocupado. El cine es un medio poderoso y me daba miedo que pudiese apoderarse del universo y de mis personajes. Pero ahora pienso que los libros son lo suficientemente fuertes como para que la película sea el punto de vista de otro sobre la historia. Creo que mi libro ha sido una fuente para el director, Tomas Alfredson. Pero ahora es su historia. ‘El muñeco de nieve’ es una película que no es mi historia“.

Precisamente, el crítico del Dagens Naerisliv, Bjørn Gabrielsen, tampoco está muy convencido con la manera en la que han presentado la cultura noruega en una producción dirigida a un público internacional. “Vale, estamos en el cine, en un mundo en el que los hombres utilizan ‘eyeliner’, fumar en recintos cerrados es algo generalizado, todos los noruegos se dirigen entre ellos en inglés y nadie puede pronunciar correctamente su propio nombre. Hay cineastas lo suficientemente ingeniosos como para poner signos en inglés en el metro y en la estación de policía y llamar a un periódico nacional el Norway Review”. Demasiado puntilloso este Gabrielsen.

Charlotte Gainsbourg es Rakel en 'El muñeco de nieve'. (Universal)Charlotte Gainsbourg es Rakel en ‘El muñeco de nieve’. (Universal)

“La serie Harry Hole no es sólo novela negra de calidad, sino que también es una interesante inmersión en la mente de un hombre roto que es también un policía brillante. Desafortunadamente, la profundidad del personaje ha desaparecido en la transición del libro a la pantalla de cine y, con ella, se ha llevado la intensidad que ha convertido ‘El muñeco de nieve’ en un bestseller internacional”, se lamenta por su parte Marte Hedenstad, la crítica de cine de la emisora de radio noruega NRK P3. Es otra historia de crímenes totalmente convencional y aburrida, que en ningún momento emociona con un nudo en la garganta”

“¿Qué narices ha pasado aquí?”, ha titulado el periodista Øystein David Johansen, de VG Film, sorprendido por el resultado de un proyecto que tenía tantos mimbres para triunfar en taquilla. Partiendo de que Nesbø es un autor bastante reticente a las adaptaciones y quisquilloso a la hora de dar el visto bueno, que el Alfredson es un director solvente que desde Suecia ha llegado a estar nominado a los Oscar, que Michael Fassbender es un nombre de mucho peso en la industria y que se había apostado por las localizaciones naturales de Noruega. “La traslación casi literal del libro al cine en esta ocasión no ha sido afortunada, y ya no digamos si da miedo. A veces es incluso involuntariamente graciosa. Es sorprendente que ocurra esto en una producción de Hollywood tan grande como esta”. “Algo que parece salido de una producción televisiva barata“.

Aunque las críticas no sean positivas, la película cuenta como atractivos con un género popular que suele ser un imán para la taquilla —sólo hay que recordar ‘Perdida‘ o ‘La chica del tren‘, como casos recientes— y un reparto plagado de actores de renombre; además de Fassbender y Ferguson, también participan Chloë Sevigny, Val Kilmer, Charlotte Gainsbourg, J.K. Simmons y Toby Jones. Además, hay que tener en cuenta que la crítica noruega cuenta con un componente emocional particular, debido a la procedencia del autor y a la representación tanto de un personaje icónico como de la propia idiosincrasia del país. Según Box Office Mojo, la película aspira a hacer 11 millones de dólares en su primer fin de semana y 31 millones en total en Estados Unidos. Habrá que esperar a los datos del domingo para saber si Harry Hole sobrevive fuera de la pantalla a ‘El muñeco de nieve’.